Vendiendo Backup: Lo que los MSPs hacen de manera diferente

Muchos proveedores de servicios gestionados (MSP) nos dicen que tienen problemas para vender copias de seguridad o protección de datos a sus clientes finales. Muchos propietarios de empresas son conscientes de los costes y se niegan a escuchar los consejos de sus profesionales de TI, evitando los riesgos de tiempo de inactividad y pérdida de datos, y consideran que el gasto en protección de datos es un coste con pocos beneficios.

Sin embargo, otros MSPs han encontrado la formula para aumentar sus beneficios vendiendo copias de seguridad. Saber cómo empaquetar y vender un servicio de protección de datos puede marcar la diferencia.

He aquí algunos consejos sobre cómo los MSPs de éxito han logrado hacer que sus clientes escuchen:

1. Más de una forma de vender copias de seguridad

En primer lugar, ten en cuenta que hay más de una forma de vender copias de seguridad. Simplemente puedes hacerte cargo de la gestión de cualquier herramienta de copia de seguridad que tus clientes te proporcionen, pero eso no es lo mejor. Hacer esto puede llevarte a gestionar muchos productos diefrentes a la vez, lo que significa más  tiempo invertido por tu personal, así como una mayor probabilidad de error humano en el tiempo de recuperación.

La solución es vender la protección de datos como un servicio.

Este método te permite controlar las herramientas de copia de seguridad que utilizas en segundo plano, lo que te permite estandarizar los pocos productos en los que confías y que mejor conoces. Estás añadiendo más valor al proporcionar servicios de recuperación, fortaleciendo la relación con su cliente, no entre tu cliente y un proveedor de copias de seguridad.

2. Paquete y precio de su oferta

Los MSP éxitosos recomiendan un enfoque de “lo pequeño se ajusta mejor”.

En lugar de ofrecer un único nivel de servicio de protección de datos “todo o nada”, u opciones completamente personalizadas para cada cliente, los expertos recomiendan empaquetar tres niveles de servicio. Este método “bueno, óptimo y excelente” consigue el equilibrio adecuado entre la facilidad de gestión para ti y el nivel de protección adecuado para las diferentes necesidades y presupuestos de tus clientes.

By Carrie Reber

Ver original aquí

Deja un comentario